Modelo de ciudad

propuestas2Un nuevo modelo de ciudad

El uso social de la ciudad, como objetivo irrenunciable de una política urbanística al servicio de la ciudadanía, debe concretarse en propuestas claras a realizar sobre los espacios públicos. En el caso del espacio libre público, su función tradicional se ha ido privatizando y está siendo sustituida por remedos comerciales, o simplemente desplazada por el uso intensivo del automóvil. En cuanto al espacio edificado, estas propuestas deben combatir el preocupante abandono y una privatización que se desentiende de la función social de la propiedad recogida en la Constitución.

Esto no debe hacernos olvidar la necesidad de impulsar otros objetivos relacionados con las demandas ciudadanas: las viviendas llenas, los equipamientos de proximidad, la rehabilitación de barrios de extramuros, el mantenimiento y mejora del espacio público en toda la ciudad y, sobre todo, el empleo.

Existen en la ciudad de Cádiz determinados edificios que han tenido un uso público, que son de titularidad pública y que se encuentran vacíos, destinados a proyectos que nunca se concretan: son verdaderos monumentos al despilfarro del patrimonio colectivo de la ciudad y sus habitantes.

Para desarrollar un modelo de urbanismo racional es imprescindible identificar las oportunidades y la potencialidad de la ciudad de Cádiz, atendiendo a las características que la singularizan en un escenario globalizado. Esta identificación que precede a la elaboración de un proyecto de ciudad debe surgir del acuerdo entre todas las instituciones y organizaciones que configuran la articulación social de la ciudad, sobre la experiencia y los resultados de las décadas pasadas. Administraciones locales, provinciales, autonómicas, partidos políticos, Universidad, Autoridad Portuaria y Zona Franca, Cámara de Comercio y Colegios profesionales, así como Asociaciones de Vecinos, deben encontrarse en un proceso de participación abierta orientado hacia la definición de unos principios básicos que permitan la confluencia de energías.

Movilidad Sostenible

El Plan de Movilidad Sostenible se considera prioritario para abordar con un mínimo de rigor y consenso todo lo relacionado con la movilidad en la ciudad de Cádiz. Es un instrumento indispensable donde se deben tratar las áreas específicas de actuación sobre la Movilidad Peatonal, el Transporte público, la Movilidad ciclista, la Circulación y Seguridad vial, el Aparcamiento, la Carga y descarga, y la concienciación ciudadana de la movilidad sostenible. El Plan existente insiste en la movilidad del transporte privado, que defiende como prioritario en la escena urbana de Cádiz. Nosotros pensamos que no tiene sentido continuar una política de actuaciones aisladas e incoherentes como hasta ahora: es necesario un plan racional que transforme la movilidad en la ciudad.

El desarrollo de un Plan Integral de Movilidad Sostenible no puede abstraerse del espacio que rodea a la ciudad de Cádiz. Nuestra ciudad se integra en un entorno de más de 400.000 habitantes compuesto por las localidades de la Bahía de Cádiz. Promover el uso mayoritario del transporte público urbano e interurbano repercute directamente en la preservación del medio ambiente, en la cohesión y la eficiencia de la propia red y en la consecuente generación de empleo. La apuesta por la sostenibilidad en la movilidad se fundamenta en la eficiencia energética de los servicios y en la inversión y promoción de medios de transporte no contaminantes, como la bicicleta.

El éxito de un modelo integral para la Bahía será fruto de la coordinación y la voluntad de los ayuntamientos que la componen. Desde Por Cádiz Sí Se Puede apostamos por esta coordinación, tan beneficiosa para el conjunto de la ciudadanía, al mismo tiempo que promovemos una serie de medidas para mejorar la movilidad a nivel municipal.

Cultura

Debido a su situación estratégica, Cádiz puede incluirse en el reducido grupo de ciudades en el mundo que puedan condensar en un espacio tan reducido la historia de la Cultura Occidental. Un conjunto de restos y edificios de enorme valor se acumulan para constituir el gran monumento de tamaño colosal que constituye el Centro Histórico de Cádiz debido a su gran homogeneidad, escasa alteración y razonable estado de conservación. Esta privilegiada historia de la ciudad debe servir para articular un proyecto cultural para la ciudad.

Por Cádiz Sí Se Puede defiende un plan de actuación cultural destinado a promover una ciudad abierta y cosmopolita, donde la proyección marítima que caracteriza a la historia de la ciudad tenga una presencia crucial, resaltando sus vínculos con Iberoamérica y su condición de puente entre África y Europa.

Al mismo tiempo, este énfasis en la apertura y en la atención a la diversidad debe compatibilizarse con una política cultural alejada de un concepto cerrado y museístico de la tradición; esta no es un “tarro de esencias” que hay que guardar y respetar desde la distancia, sino una realidad dinámica que debe estar siempre presente en el espacio público y al alcance de todo el mundo, convirtiéndose al mismo tiempo en un factor capital para el desarrollo económico sostenible y la lucha contra el desempleo. Para superar una noción elitista de la tradición, la autoridad municipal debe trabajar proporcionando a la ciudadanía los instrumentos para comprender e intervenir creativamente en los procesos culturales. Esto concuerda con el modelo de ciudad inclusiva y participativa que está en el horizonte de esta candidatura: un lugar donde nadie se sienta marginado o desarraigado. Por último, recogiendo la herencia que designa a nuestra capital como ciudad de la libertad, se trata de poner los medios que hagan aflorar públicamente esta libertad en el campo creativo, haciendo de Cádiz una ciudad de artistas.

Tecnología

Cádiz se ajusta al modelo de ciudad ideal tanto por su estructura urbana lineal como por su densidad. Además está rodeada de un entorno medioambiental privilegiado que ofrece enormes recursos energéticos alternativos. Para impulsar la atracción de inversiones que supongan una mejora cualitativa y cuantitativa del empleo, Cádiz debe aprovechar ese potencial y apostar por una innovación tecnológica que le saque partido. El Ayuntamiento no dispone de recursos económicos propios para apoyar las inversiones necesarias, pero sí está en sus manos realizar una reordenación urbana que proporcione un marco favorable para esta innovación tecnológica, así como elaborar un proyecto de ciudad atractivo para aprovechar al máximo los fondos procedentes de otras instituciones públicas o de la inversión privada. Actualmente, la improvisación y el cortoplacismo generan una enorme ineficacia en el aprovechamiento de los recursos económicos que llegan a la ciudad.

La apuesta de Por Cádiz Sí Se Puede pasa por convertir a la ciudad en una referencia de la Rehabilitación y Producción Energética Sostenible.

Propuestas prioritarias

De entre todas las propuestas presentadas en los bloques anteriores, tras el proceso de votación abierto han sido seleccionadas las siguientes:

Remunicipalización

Recuperar los servicios públicos municipales cuya gestión ha sido externalizada con el fin de racionalizar los costes actuales y de anteponer los intereses de la ciudadanía restituyendo la transparencia y las condiciones laborales perdidas en los últimos años.

Tecnología energética

Apuesta por la innovación tecnológica en el desarrollo y aprovechamiento de recursos energéticos alternativos y sostenibles en base al potencial que ofrece el entorno de la Bahía, las condiciones climáticas y una reordenación urbana que impulse la atracción de inversiones y la generación de empleo.

Desarrollo cultural

Facilitar el acceso de los creadores culturales locales a espacios de desarrollo y exposición a través de su participación en un plan integral de equipamientos que reactive los espacios infrautilizados, determine las necesidades y ofrezca asesoramiento y promoción.