Jorge Fernández Almolda

Jorge Fernández Almolda

Jorge Fernández Almolda

Motivación:

Hace un año asistía a la presentación de Podemos en Cádiz y me implico en el círculo de Cádiz, donde he sido responsable de la Comisión de Extensión durante once meses aproximadamente. He conocido de cerca la emergencia social que asola la ciudad de Cádiz y su provincia, donde he asistido a desalojos, ocupaciones y demás conflictos sindicales. Conozco los barrios históricamente olvidados, como Loreto, Cerro del Moro, Guillén Moreno, etc. La humillación de nuestros vecinos, a los que niegan con clara alevosía la vivienda, la luz, el agua. La soberbia del equipo de gobierno municipal, sordo, ciego e insensible. Derechos fundamentales para los seres humanos. Un centro dónde la especulación privada y el clientelismo enquistado del ayuntamiento ha expulsado de sus barrios a sus vecinos mas humildes. Quiero participar con gente honesta ante todo, a cambiar el ayuntamiento para devolverlo a la mayoría del pueblo de Cádiz y que deje de estar al servicio de unos pocos.

Biografía

Soy Catalano-andaluz. Llego a Andalucía con 26 años, hoy tengo 49. De joven trabajo en negocios familiares, venta de antigüedades y venta de vinos al por mayor. También en agencias de publicidad locales como diseñador gráfico. En empresas textiles como diseñador de bordados y estampación. A Cádiz llego hace 5 años proveniente de Granada donde durante 18 años me dedico cómo autónomo al comercio al por menor de prendas textiles con diversas tiendas en la capital y provincia. Con la entrada de la crisis recupero mi verdadera vocación el arte. Soy artista plástico, pintor. Comprometido con el activismo político-social gitano, antiracista. Comprometido con los movimientos sociales y político de nuestro territorio andaluz y de Cádiz. La marea violeta, con las trabajadoras de la limpieza, las compañeras de afectadas por hepatitis C,los ex-Delphi etc… No soy político profesional. Soy un ciudadano que quiero participar para darle la vuelta al ayuntamiento par a devolvérselo al pueblo.